Nueva Seccion: Bonus Track


Inauguro una nueva sección en el blog, se trata de alguna yapa que quede colgada de la temática, sea disco, video o canción. O simplemente una curiosidad. Lo que sea, ese "algo" extra que no entraría en una entrada de blog.

Ahora si, el Bonus Track:

Lo que sigue es una cursilería. Un concurso organizado por los Grammy, que se llama algo así como "Mi momento Grammy". Basura comercial, lo se. Lo curioso es que la banda que se presta para este concurso es nada menos que Foo Fighters, una banda que supo reclamar contra el gobierno de Bush, contra el sistema y muchas injusticias sociales. De hecho su ultimo hit masivo habla sobre la represión policial, enmascarando represión social, política y humana. Y es con este hit con el que se prestan para el concurso cursi y comercial que organiza el ya devaluado Grammy. ¿Transa o protesta?, ¿"Haz lo que yo digo y no lo que yo hago" o "miren, se los canto en la cara"?. No lo se. Pero los hechos, al margen de lo político, son asombrosos musicalmente.
Resulta que el ganador de dicho concurso, al que ya le dedique 3/4 de entrada, compartiría escenario con Foo Fighter en la entrega de los Grammy (FF fue el ganador del premio Grammy Nº 50), y la convocatoria estaba abierta para violinistas. Ahora, la canción con la que participaban era The Pretender (ese hit al que me refería al principio), y los momentos en los que puede lucirse un violín son muy pocos (de hecho, el tema esta armado para un Violoncello). Y ya que el lugar no esta, lo inventemos. Es así que la flamante ganadora abre con su violín acompañada del arpegio de guitarra de Dave Grohl hasta que estalla la introducción y la banda explota con todo su poder. Obvio, el violincito ya fue. no importa, esta estructura se repetira al medio de la cancion. Y para que pueda lucirse, llamaron a una leyenda del rock: Jon Paul Jones (bajista de Lez Zeppelin) (si fuera tan leyenda no tendría que haber puesto ese paréntesis) (eso le pasa por perfil bajo). Así que Mr. Jones despliega toda su habilidad orquestal armando un pequeño arreglo para una orquesta compuesta por violines, violas, violoncellos y contrabajos, mas timbales y percusiones, mas trompetas y otros instrumentos de viento. Entonces, cuando debería volver a estallar la banda es donde entran estos arreglos orquestales en los que forma parte la ganadora, mezclando ritmos y compases que pueden confundirse con alguna banda sonora. Matizando y combinando, llega a coquetear con un ska y hasta con un poco de punk. Y cuando llega a su mejor momento, la banda entra ahora mas poderosa que antes y con un colchón orquestal mas que adecuado, produciendo piel de gallina a mas de uno, complaciendo esa tensión que antes había sido generada y explotando de emoción musical hasta gastar la canción.
Hasta aquí mi apreciación (que fue extensa, muy entrecortada por paréntesis como estos, y sobre todo muy subjetiva). Los dejo con el dichoso vídeo, y a ver que opinan ustedes.

Saludos!


Related Posts with Thumbnails
 

El Disco del Día Copyright © 2008 D'Black by Ipiet's Blogger Template